Economía chilena - Bajo la aparente tranquilidad se acumulan nubarrones negros que presagian una gran tormenta.

Posted by Nuestra publicación: on martes, septiembre 15, 2015
Economía chilena - Bajo la aparente tranquilidad se acumulan nubarrones negros que presagian una gran tormenta.

Patricio Guzmán S.
01 de Septiembre de 2015

Hoy los medios han anunciado una noticia que es un terremoto, El Abra[1], una mina de la Gran Minería del cobre y que se encuentra cerca de Calama, ha cerrado temporalmente, y se anuncia el despido de la mitad de sus trabajadores. Al día de hoy el precio del cobre en el mercado de metales de Londres está en US$2,31 la libra, y llegó a estar en US$2,21 la libra. Ese último precio está por debajo del costo de producción promedio de la gran minería en Chile que es US$ 2,24 la libra.

China, la segunda economía mundial no consigue repuntar el desmoronamiento de sus bolsas, a pesar de todas las medidas desesperadas que ha adoptado tanto económicas (recorte de tasas de interés, devaluaciones de su moneda) como medidas extra económicas (amenazas de cárcel a los especuladores, prohibición de ventas, paralización de nuevas salidas de títulos a los mercados). La pronunciada caída de los mercados de valores de China, y sus repercusiones mundiales, provocaron que desaparecieran cerca de 3 mil millones de dólares de las bolsas mundiales. 
En China en unas pocas jornadas se borraron todas las ganancias bursátiles del año 2015.

China ha sido la locomotora de la economía global desde la Gran recesión de 2007-2008, y es el principal mercado para las exportaciones de Chile. A los mercados del país asiático van casi el 40% del total de las exportaciones chilenas, principalmente cobre que constituye cerca del 60% de las ventas al exterior, y a medida que va cayendo el precio del metal rojo disminuyen los ingresos de las exportaciones.

Brasil, el gigante sudamericano y  la séptima economía del mundo ya  está oficialmente en recesión. El Real Brasileño y el Peso chileno cayeron a su nivel más bajo en 12 años.

No obstante, arriesgando su credibilidad, hace algunos días en medio de las noticias del colapso de los mercados de valores de China y la caída generalizada de las bolsas, las autoridades chilenas daban mensajes tranquilizadores. El ministro Valdés por ejemplo aseguró que Chile está muy bien preparado para hacer frente a este escenario económico, y recordó que El Banco Central tiene reservas por 40 mil millones de dólares, el fisco tiene fondos soberanos por montos cercanos a 26 mil millones, fondos de reserva a los que se puede echar mano si la situación se mantiene muy volátil.

Se han dado a conocer datos tranquilizadores sobre desempleo. Este prácticamente no aumentó a pesar de la desaceleración económica. Pero hay que subrayar que el empleo se ha mantenido estable por el efecto positivo de planes de empleo desde el estado, y en general los nuevos empleos creados son más precarios.  Sin embargo con un presupuesto que se anuncia – al menos - menos expansivo, la posibilidad del  gobierno de seguir ampliando o manteniendo esos programas de empleo es limitada.

Por su parte el presidente ejecutivo de CODELCO, puso en duda los aportes al fisco de la principal empresa estatal si el precio del cobre cae bajo US$2,3 la libra.

Este escenario plantea algo muy difícil para el Banco Central, cumplir con su mandato de controlar la inflación – lo que significa contraer la masa monetaria – con el objetivo contradictorio de impulsar una política moderadamente expansiva para dar recursos de los que pueda disponer el ministro Valdés de Hacienda.

Además muchas empresas chilenas, aprovechando al alta calificación crediticia del país, se endeudaron en dólares, cuando el dólar estaba barato y los tipos de interés cerca de cero. Ahora está más expuesta  a los riesgos exteriores, como consecuencia del impacto de la crisis china, y el desplome del peso chileno. Lo que se vería agravado si se concreta la tan largamente esperada alza de las tasas de interés en Estados Unidos.

En Junio de 2015, Chile completó 7 trimestres con un crecimiento por debajo del 3%.  Las perspectivas de crecimiento se siguen reduciendo, y apuntan a varios años cerca del 2%.  Pablo Correa economista jefe de Santander Chile señala que “vamos a tener 4 años con un crecimiento del 2%”.[2]

Sobre las pérdidas de los fondos de pensiones de las AFP, también se difunden noticias tranquilizadoras: solamente el 2,9% de la cartera de inversiones está expuesta a las bolsas de China, el problema es que cuando se produce un efecto dominó sistémico, la exposición no se limita a China misma. Hay que estar atentos por lo mismo al efecto global de la crisis financiera que esta vez se inició en China. Por su parte la Superintendencia de Pensiones explicó que las pérdidas pueden ser atenuadas por el mayor precio del dólar. Es cierto que un mayor precio del dólar implica mejores retornos en pesos de las inversiones en el exterior, sin embargo en la medida que el dólar más caro se transmita en inflación local, disminuirá el poder adquisitivo real del peso chileno, y se evaporará este contrabalance.  No tenemos todavía las cifras, pero podemos estar seguros que las pensiones del sistema de AFP, expuestas a la especulación y volatilidad de los mercados financieros, que ya venían cayendo sistemáticamente incluso antes de la crisis originada en China, sufrirán nuevas mermas importantes, e incluso si la crisis actual se profundiza y muta en una gran recesión global existe la posibilidad de una pérdida generalizada de una parte sustancial de  los fondos, especialmente de aquellos más riesgosos.




[1] Minera El Abra es una empresa de la Gran Minería, con propiedad de riesgo compartido en proporción 51:49 entre Freeport-McMoRan Copper & Gold y Codelco. Su producción de cobre en 2014 fue de 218 Miles de TM de cobre fino Sobre un total de 5.412,5 Miles de TM en Chile.
[2] Estrategia. Miércoles 26 de agosto de 2015. “Pablo Correa. A menos que algo pase vamos a tener 4 años de crecimiento al 2%”.

Fulvio Rossi: la profunda banca rota de los social demócratas liberales

Posted by Nuestra publicación: on jueves, septiembre 03, 2015

Los actos de corrupción y de tráfico de influencias en favor de la empresa minera no metálica Soquimich en la cual  aparece  implicado el senador socialista Fulvio Rossi son solo la punta del iceberg de actos y hechos similares que afectan a la casta político empresarial dominante, hoy sumida en una profunda crisis producto de la crisis institucional que sacude al país.

La certeza de las estrechas vinculaciones de Rossi con la empresa Soquimich privatizada a precio vil en dictadura en beneficio de Julio Ponce Lerou,yerno del ex dictador, han quedado completamente confirmadas luego de conocerse un mail del senador al Gerente general de esa empresa adjuntando una lista de candidatos y candidatas PS, PPD y DC para ser financiados.

La conducta de Rossi confirma la transversalidad que han llegado a tener parlamentarios y dirigentes políticos de la Alianza y la Nueva Mayoría al servicio de una casta empresarial poderosa y privilegiada. Empresarios y empresas que compran leyes como es caso de las denuncias a Corpesca con el senador UDI Orpis y la ex diputada Isasi.

Otro ejemplo de lo anterior, es la activa postura que Rossi tuvo como senador en favor de Soquimich en el caso Cascadas. El senador sostuvo y defendió activamente en la comisión de trabajo del Senado los argumentos de Ponce Lerou Presidente de SQM y Controlador principal de Cascada en rechazo las sanciones y multas que les aplicó la Superintendencia de Valores y Seguros SVS.

Son muchos los ex izquierdistas miembros del llamado socialismo social demócrata o social liberal que han terminado siendo empleados o financiados por el ex yerno del dictador Pinochet. Uno de los más emblemáticos es Enrique Correa ex ministro socialista de Aylwin, hoy Vice Presidente de la Fundación Salvador Allende de la senadora Isabel Allende. Correa es uno de los principales lobbistas empresariales y es uno de los asesores principales de la empresa Soquimich y de quien fuera su controlador principal Julio Ponce Lerou. Enrique Correa ex MAPU y luego "socialista  renovado" en su conversión definitiva como lobbista de grandes grupos empresariales abrazo la causa del capitalismo y del gran empresariado junto a otros personajes de su generación hoy prominentes empresarios como el ex Secretario General del MAPU, Oscar Guillermo Garreton o el ex Ministro Jaime Estevez. Todos ellos han sido parte de un Partido Socialista cuyo ADN de izquierda ha mutado de manera radical en la post dictadura deviniendo en una organización de corte social liberal defensora en la práctica concreta del modelo neoliberal. En el plano internacional y Latinoamericano muchos de ellos forman parte de operaciones anti socialistas o anti izquierdas a gran escala.

Junto a José Antonio Viera Gallo,actual embajador de Bachelet en Argentina y socio del ex Secretario General de la OEA, el senador Fulvio Rossi fue impulsor de múltiples acciones en contra de la revolución Bolivariana de Venezuela y de su gobierno desde la internacional social demócrata o Internacional Socialista de la cual el PS es miembro. Fulvio Rossi ha efectuado virulentas declaraciones en contra del gobierno socialista venezolano cuando ejerció como vice presidente nacional del Partido Socialista y luego como su Secretario General o como jefe de bancada de los senadores socialistas. Nunca fue desautorizado ni desmentido por sus compañeros de partido. Su anti chavismo furibundo y su profunda concepción anti socialista lo ha llevado a calificar en más de una oportunidad al actual Presidente  Nicolás Maduro como un " dictador " y no ha trepidado en utilizar las siglas su partido para favorecer a sectores golpistas y opositores al gobierno socialista de Venezuela.En múltiples ocasiones ha patrocinado resoluciones del Senado en contra del gobierno del Presidente Chávez y luego de su sucesor Maduro. Sorprendiendo incluso a sus aliados de derecha no dudo en expresar públicamente su solidaridad con Jovino Novoa, ex ministro de la dictadura y dirigente UDI (hoy procesado por corrupción) frente a la respuesta del Presidente Nicolás Maduro quien calificó a Novoa de ser " un monstruo que supervisaba  personalmente la detención y desaparición de dirigentes sindicales durante la dictadura de Pinochet". Este es el mismo personaje que aparece vinculado a un claro acto de corrupción y quien como señala el diputado PC Hugo Gutiérrez se trataría de un personaje "mandado" por la empresa de Ponce Lerou.

La crisis que afecta a los partidos políticos tradicionales del duopolio y la corrupción que se comienza a conocer y que golpea la conciencia de millones de chilenos, refleja la crisis ideológica y política que sacude a las viejas formaciones y partidos tradicionales en los que se incluye el PS partido que lamentablemente ha perdido estructuralmente el rumbo y modificado su ADN fundacional de izquierda para convertirse en la práctica en un partido de funcionarios tradicional, defensor de la institucionalidad y del modelo neoliberal o en una "franquicia electoral"como señala a raíz de este caso el diputado Gabriel Boric.

El senador Rossi es el tipo de personajes que ha generado el tipo de política oligárquica, cúpular,farandulera y pro empresarial dominante.Sus argumentos para defenderse al descubrirse sus mails dirigidos al gerente de Soquimich reflejan una vez más la profunda bancarrota que recorre de la casta político empresarial hoy en crisis.

Frente a la crisis y la corrupción es indispensable que irrumpa un verdadero movimiento ciudadano el que através de una Asamblea Constituyente para una nueva Constitución e institucionalidad inicie el proceso de recuperación de la política como sentido ético y público de transformación para la justicia y la democracia participativa.


Esteban Silva Cuadra

Desplome de China arrastra a los mercados y confirma desaceleración global

Posted by Nuestra publicación: on jueves, septiembre 03, 2015
China Home Prices 
Marco Antonio Moreno
El Blog Salmón, 01 de septiembre de 2015 

El mercado bursátil de China sigue a la baja coronando la mayor caída del índice de referencia desde 2008 y contagiando a las bolsas mundiales de manera escalofriante. Si bien parte de este descenso es el resultado de valores inflados que se hicieron insostenibles, la fuerza de la turbulencia va más allá de unos mercados que quieren poner los precios en orden. La caída simultánea en el precio de los activos bursátiles es el reflejo de que nos dirigimos a una desaceleración global. Lo que se derrumba es todo el sistema financiero ponzi que esclavizó a la economía y la forzó a depender de la deuda. Ahora que el gobierno chino decidió abandonar la compra de acciones a gran escala para impulsar el mercado de valores, la implosión se propaga a todos los mercados, como lo sufren desde el Ibex35 al Dow Jones. 

Si bien China se la jugó por evitar un aterrizaje forzoso, como advertíamos en abril, la caída de las exportaciones, del PIB y de los precios, han implosionado en todo el sistema desatando la furia de los mercados. Esta vez será diferente al crash bursátil de 2008 porque los bancos centrales se quedaron sin municiones para contraatacar y desafiar a los "casinos financieros", aunque en verdad es todo el sistema financiero ponzi el que comienza su declive. Un sistema que se encuentra en estado de shock desde hace ocho años y ha sido mantenido a flote en el respiradero artificial del dinero barato. Sin embargo, lo más preocupante es que esta vez no habrá una locomotora de relevo, como planteabamos en 2008 con la teoría del desaclope

Sin locomotora de relevo

Tras la crisis de 2008 China se comportó como la locomotora de relevo haciendo que la economía mundial continuara en funcionamiento con todos sus vicios, es decir, creando e inflando burbujas financieras. Esto fue posible dada la pujanza del gigante asiático que creció durante tres décadas a tasas de dos dígitos, y permitió mantener la euforia a los mercados tras el colapso del sistema financiero de Europa y Estados Unidos que siguió a la quiebra de Lehman Brothers. La fuerza del crecimiento chino permitió ocultar la podredumbre del sistema financiero que desde los años 80 ha construido un auténtico castillo de naipes. Por eso que la implosión china es mucho más que una "corrección del mercado": es una señal de que se ha llegado al punto límite. El modelo de una economía basada en el crédito y la deuda, sin generación de empleo en el sector real, se hizo insostenible.
La implosión de estas burbujas deja en evidencia la debilidad de la economía mundial que se ha mantenido artificialmente a flote desde el año 2008 por la manipulación de los bancos centrales, agentes encubiertos del sistema financiero. Desde el estallido de la crisis en septiembre de 2008 los bancos centrales han inyectado más de 40 billones de dólares para revivir el sistema financiero que está sobreapalancado en la fe ciega de que los brotes verdes y el crecimiento serían para siempre. Lejos de terminar o de disiparse, la crisis iniciada en 2008 se encuentra más viva que nunca. Así y todo, nadie se atreve a hablar de depresión, aunque lo que se vive es una depresión en toda la linea si entendemos ésta como "un período de tiempo en que el nivel de vida de la gente cae significativamente".
Y así como nadie estaba preparado para el colapso financiero de 2008 (ver La caída de un avión en llamas) tras la quiebra de Lehman Brothers, nadie estaba preparado para el colapso bursátil propagado por China como un reguero de pólvora. Los efectos de este tsunami han comenzado a sufrirlo las bolsas mundiales de manera inclemente acelerando el proceso deflacionario que está hundiendo la economía de todo el mundo. El FMI y el Banco Mundial han rebajado nuevamente sus proyecciones de crecimiento. La economía se debilita al son del estancamiento secular.

Chile - Teatro: “Los Perros de la Constitución”, de La Temporera

Posted by Nuestra publicación: on miércoles, septiembre 02, 2015


Los quiltros quieren entrar a La Moneda


Durante el emblemático mes de septiembre, específicamente, el día jueves 3, a las 21 horas en el Anfiteatro Bellas Artes, se realizará el estreno de la obra más políticamente incorrecta del último tiempo: Los Perros de la Constitución. El montaje original de Jonathan Aravena, director y dramaturgo de la Compañía de Teatro La Temporera, sin duda dará que hablar, en un mes intrínsecamente patriótico y tradicionalmente constitucionalizado.

Los Perros de la Constitución es una obra con humor punzante y descarnado, cuyo punto de inicio es el día posterior a la masacre de perros vagos en marzo de 2006, en los alrededores de la Plaza Constitución, como medida “sanitaria” previa a las celebración de la asunción al mando de Bachelet en su primer gobierno. Según la prensa de la época, fueron alrededor de 30 los canes sacrificados para que no importunaran la ceremonia oficial.

Esta obra tiene más de un año de preparación. Comenzó tras la matanza en la cabeza de su autor, pero ha ido tomando forma con el tiempo y ya en enero de este año hubo un par de lecturas dramatizadas, una en el Centro Cultural GAM y otra en el Centro Cultural Ángela Davis, con gran aceptación, pero ha seguido su proceso de la mano de los movimientos por la Asamblea Constituyente. Es precisamente en la Escuela de Monitores AC, organizada por la Fundación Constituyente XXI y el Foro por la Asamblea Constituyente, donde se terminó de afinar el escrito.

Volvimos a Plaza de La Constitución -nuevos perros hoy la circundan- a conversar con La Temporera en pleno, una “manada” muy afiatada en torno a un montaje tan artístico como político.
Jonathan Aravena, director y dramaturgo de la compañía, nos cuenta sobre este montaje: “Con esta obra queremos relacionarnos con el público de a pie, ese que no sabe lo que es una Asamblea Constituyente y también con aquellos que están motivados en impulsarla en cada rincón”, dice Aravena y agrega: “La obra en si misma trabaja la idea del sujeto popular, el sujeto-quiltro y desde lo quiltro, comenzamos a narrar las historias comunes a muchos de nosotros, referidas al uso de distintos espacios públicos, el laboral, la salud, la historia como un espacio de memoria colectiva”. 

Para el dramaturgo, “ninguna gran causa se puede realizar en base a heroísmos o personajes singulares si no que se realiza por la generación de una trama colectiva que respalde esa idea”. La obra busca generar esa sinergia colectiva, nos dice su autor, “mirarnos al rostro y confiar que en colectivo podemos volver a construir transformaciones importantes dentro de nuestra sociedad. Este acto de confianza parte primeramente por instalar nuevamente la palabra en el espacio público y que esa palabra genere nuevamente una credibilidad. Nosotros vemos la Asamblea Constituyente no solo como una herramienta técnica para reemplazar un texto constitucional, la vemos como el medio para parir una nueva ciudadanía más despierta, empoderada y activa”, enfatiza el director.

Desde el mundo de la cultura, el dramaturgo introduce otro aspecto importante a la discusión, señalando que le interesa interrogar a la sociedad “sobre cuál es el papel que nos atribuye y que derechos debiéramos ostentar como trabajadores de la cultura, cómo opera el derecho al trabajo en nuestro caso, a acceder a vivienda, pago de cuentas, …etc., entendiendo que dentro la estructura laboral, estamos en la extrema precarización”.

Efectivamente, el trabajo cultural se hace cuesta arriba cuando no existe financiamiento alguno y esta obra es un buen ejemplo de ello. Para producirla, la compañía debió acudir al “mecenazgo popular”, “donde distintos colectivos, juntas de vecinos, colectivos culturales artísticos, y muchas personas anónimas que se vinculan al movimiento por la Asamblea Constituyente, han hecho donaciones para producir los costos de realización de este montaje y con ello han posibilitado que nosotros podamos estar en todos los lugares donde nos inviten a participar”, explica Aravena.

Los Perros de la Constitución, será estrenada el  3 de septiembre en el Anfiteatro Bellas Artes y se presentará en el mismo espacio los días viernes, sábados, y domingos hasta el 13 de septiembre. Posteriormente, en el mes de noviembre tendrá otra temporada en el Teatro Sidarte, pero también ya hay comprometidas varias presentaciones en diversas comunas de Santiago, siempre bajo la modalidad de entrada liberada para que nadie se quede sin verla.


RESEÑA

En la antesala a la fiesta por el arribo de un nuevo Presidente de la República, una mana­da de perros callejeros, que viven en la Plaza de la Constitución; es eliminada, en un veloz operativo de limpieza. En tanto, el Barrio Cívico, recibe a las Sonoras Tropicales, las masas despolitizadas y el cotillón importado. Los quiltros retornan de a poco al lugar de su masacre, relatando el por qué habitan la calle. Lo suyo no es indigencia; es territorialidad. Su naturaleza es jugar y erotizar el espacio público activando un pensar colectivo cuya tradición y riqueza buscarán comunicar desde el mismísimo balcón presidencial, en cadena abierta desde el Teatro, convocando a una Asamblea Constituyente, a todos los quilterrys del país.


Estreno: 03 de septiembre, 21:00 horas
Funciones del 03 al 13 de septiembre
Viernes a las 21:00 horas
Sábados y domingos a las 20:00 horas
Entrada liberada



La Manada


Nicolás Camus personifica al perro Petróleo “uno que se salvó de la matanza, pero aún así, está viviendo una lucha constante con su entorno y la miseria que él vive y de ahí logra identificarse con el resto, donde se logra esa suerte de hermandad, aunque hay conflictos y hay traiciones también porque cada uno de los personajes está luchando por sobrevivir”.
“Cada uno de los personajes trae su propia historia, Petróleo tuvo que recurrir a ser una suerte de burrero, y por eso siempre anda con dolores estomacales, pero aparte de eso, de alguna manera dentro de la historia, él siempre es chispeante, bufonesco, se ríe cuando puede, se burla cuando puede”.

Carlos Godoy es Perro Nuevo, “El conflicto que tiene este Perro Nuevo es que se encuentra circunstancialmente con el Terry que pasa a ser su tutor. Este personaje representa todas las carencias que puede tener la gente, y a su vez él representa la esperanza, al que le traspasan la posta”.

Maura Fajardo es un barrendero-narrador.“Soy una suerte de barrendero que viene a limpiar esta masacre, es quien va limpiando lo que va dejando el poder, las manchas de sangre que van dejando las decisiones políticas de este país. Y en otra parte de la obra represento a Michele Bachelet, mostrando en términos de parodia, lo que no se ve del poder, todo lo sucio, lo cochino, lo que está por debajo de la mesa, donde se pactan las formas de manejarnos a todos ocultamente”.

Eleodoro “Lolo” Araya es Dientes de Sable. “Mi personaje particularmente, es el que se salva solo y yo siento que es el reflejo de un Chile desclazado, que no está contento con su realidad, pero el foco lo pone de pésima forma, él lo que hace es pasarse al otro bando e identificarse con quien no debiera”.

Juan Pablo Rosales es Terry. “El Terry es un rol importante por el discurso que tiene. Más allá de lo que uno puede hacer como artista creo que es importante comunicar el mensaje que va de fondo en la obra que tiene que ver con la necesidad de replantear una nueva Carta Magna para este pais”.

Mauricio Flores (Músico):  “Estamos trabajando con chinchineros, una música militar y una música que tiene que ver con una fiesta un poco sórdida que pasa en una parte de la obra. También estamos trabajando una canción que se llama Sin Asamblea no hay Constitución, que la vamos a lanzar un poco antes del estreno y eso ha sido un trabajo colectivo de varios músicos que han aportado en forma gratuita grabando ciertas partes, la va a cantar Juan Ayala y la idea es poder viralizar el tema como apoyo a la obra, pero también habla del trabajo colectivo que se puede lograr en función de una misma causa”.

Joaquín Araneda, (Audiovisual): “Apoyo esta apuesta, en la actitud cooperativa como principal elemento de una Nueva Constitución y una nueva sociedad”.

La Temporera, nació el año 2012, iniciando su trabajo con la obra “El Operador”, montaje que daba cuenta de las intensas jornadas de trabajo  de los Call Center; posteriormente hacen “Trópico de Santiago”, rescatando la realidad de las mujeres migrantes que llegan a trabajar a los “cafés con piernas” de la capital.


Compañía: La Temporera

Dramaturgia y dirección:       Jonathan Aravena

Elenco:                                   Carlos Godoy 
Maura Gálvez 
Eleodoro Araya 
Nicolás Camus 
Juan Pablo Rosales

Diseño:                                   Kurt Petautschnig

Diseño de Iluminación:          Malú Ortiz

Diseño Sonoro:                      Mauricio Flores

Audiovisuales:                       Joaquín Araneda

Técnica:                                  Belén Fuentes                       

Realización de diseño:           Orión Color

Utilerías:                                 Lorena Alfaro

Colaboraciones:                      Juan Ayala
                                               Víctor Lutte
                                               Miguel Sepúlveda
                                               Camilo Coda
Estudios Cmusic

Comunicaciones:                   Ana Muga


Ana Muga Sáez
Periodista

+569 58293897

Elecciones en México 2015. La evolución dictatorial del semi Estado mexicano

Posted by Nuestra publicación: on miércoles, septiembre 02, 2015
Almeyra, Guillermo
Almeyra,  Guillermo  Almeyra, Guillermo . Marxista argentino que vivió durante muchos años en México. Doctor en Ciencias Políticas y Master en Historia, recibido en la Universidad de París VIII, enseñó Política Contemporánea en la Universidad Nacional Autónoma de México y en el Posgrado Integrado en Desarrollo Rural de la Universidad Autónoma Metropolitana de México, donde se especializó en movimientos sociales y en las consecuencias de la mundialización. Es editorialista y comentarista internacional del diario La Jornada.


Según cifras del censo de 2013, la población de México llegaba a 122.300.000 habitantes, con un crecimiento demográfico del 1,2%, lo cual daría para el 2015 una población superior a 125 millones de habitantes. De éstos, casi tres millones están desocupados (hay que advertir que las estadísticas no registran como desocupados a quienes trabajan en régimen salarial más de dos horas por semana) y más de 30 millones de mexicanos, contando a sus familias, residen y trabajan en Estados Unidos, donde aportan anualmente 500 mil millones de dólares y desde donde envían 27 mil millones de dólares a sus familias residentes en el territorio nacional.
Según el INEGI (Instituto Nacional de Estadísticas y Geografía), 23 millones de habitantes no habrían tenido acceso en 2008 a una “alimentación adecuada”. Esa cifra aumentó en 2012 a 28 millones de mexicanos y, desde entonces, sigue en aumento. El Consejo Nacional de Evaluación (CENEVAL), por su parte, informó a principios de este año que el 49,2% de los mexicanos no pueden comprar los bienes que forman la canasta alimentaria básica. El setenta por ciento de los mexicanos está por debajo de la línea de la pobreza. 
El país tiene, además, una deuda pública insoportable, que hace que al nacer cada mexicano deba 563 mil dólares. Esta deuda aumenta cada año y, si en el año 2000 equivalía al 25% del Producto Interno Bruto, en 2015 ya supera el 39% (aunque la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, de la que México es socio, fija un tope del 35%). Por otra parte, el PIB creció apenas 1,4% en 2013 y en 2014 el 2,1%, mientras que este año, con la caída del precio del petróleo y la disminución del turismo extranjero debido a la inseguridad en México, el crecimiento será sin duda bastante inferior.
Dado que, como hemos mostrado, el crecimiento demográfico es casi igual al del PIB, la economía mexicana no puede reabsorber la desocupación, siquiera la desocupación disfrazada  de “economía informal” (que abarca al 68% de la Población Económicamente Activa), y tampoco puede incorporar al mercado de trabajo a los más de un millón y medio de jóvenes que se agregan cada año a la población en edad de trabajar. Debido a esto y a los bajos salarios, la emigración constituye la única válvula de escape: un peón gana en EE.UU. por una hora de trabajo más que por ocho horas en su región natal, siempre y cuando consiga trabajo allí. Para satisfacer al gobierno de EE.UU., el presidente Enrique Peña Nieto acaba de declarar que México “está por conseguir un índice 0 de emigración”, lo que hace prever que se intensificará la represión no solo hacia a los centroamericanos, que recorren el territorio mexicano para tratar de entrar ilegalmente en EE.UU., sino también hacia los candidatos mexicanos a la emigración. Esto, sin duda, reducirá la cantidad de las remesas (que hoy son el primer rubro de divisas para el país, por sobre el petróleo y el turismo en crisis) y agravará la situación social en las regiones donde mujeres, ancianos y niños dependen de los envíos de sus familiares emigrados para sobrevivir.
La fuga de los brazos jóvenes dejó la producción agrícola en mano de mujeres y ancianos, disminuyendo su productividad; se suprimieron los subsidios a los fertilizantes y otros insumos, a los precios de garantía y a las empresas distribuidoras de productos campesinos, así como el crédito a los productores, en suma, se la dejó a merced de los efectos letales sobre el campo del Tratado Norteamericano de Libre Comercio, que introdujo en México los granos altamente subsidiados por Washington. Cabe recordar que, con el Plan Alimentario Mexicano, hacia 1980, México era un exportador neto de alimentos y productos agrícolas, en cambio, hoy en día es importador neto de dichos productos, tan solo exporta a EE.UU. primicias fuera de estación o frutas tropicales. El campo aporta tan solo el 7% del PIB y mantiene a una población muy pobre que representa cerca del 15% y que incluye a las 56 etnias indígenas, muchas de las cuales son brutalmente explotadas para los cultivos capitalistas de exportación en el norte del país. El desarrollo del cultivo de amapola, del narcotráfico y de las bandas de sicarios del crimen organizado tiene sus raíces tanto en la impunidad con que los narcotraficantes lavan su dinero en los bancos sin control alguno como en la destrucción de la economía campesina para favorecer las exportaciones de alimentos de las transnacionales estadounidenses.
Los bancos están en manos extranjeras, salvo uno, y prácticamente no pagan impuestos. La inmensa  mayoría de la gran industria también pertenece a transnacionales que exportan las ganancias a sus casas matrices. La política oficial favorece a estos sectores de todos los modos posibles, por ejemplo, ha privatizado el petróleo: PEMEX dejó de ser la principal fuente de ingresos del Estado mediante los impuestos, y no solo redujo el personal, sino también los salarios reales, dando por tierra con las conquistas de los trabajadores. Los sectores más lucrativos de la explotación petrolera pasaron a manos de empresas estadounidenses. La destrucción de la Ley Federal del Trabajo, la cual daba garantías relativas de estabilidad en el empleo, hacía difícil los despidos arbitrarios y reconocía algunas conquistas de los trabajadores, ha dejado a éstos sin amparo legal. El resultado es una ulterior caída de los ingresos reales, que reduce aún más el mercado interno y castiga sobre todo a la población urbana, ya que los campesinos de subsistencia al menos, en su miseria, pueden lograr fuera del mercado capitalista una parte de su alimentación básica. Un resultado de la nueva legislación laboral,  indirecto e indeseado por el gobierno, es el debilitamiento del aparato burocrático sindical integrado en el Estado y en el Partido Revolucionario Institucional oficialista, puesto que esa burocracia no tiene ya nada que ofrecer. La combinación entre el aumento de la explotación y de la inseguridad en el empleo, por un lado, y el menor peso de los aparatos de mediación y de dominación será, sin duda, un factor de unidad, democratización y lucha de los asalariados en los tiempos que vienen.
La economía mexicana entra en recesión y el Estado mexicano, otrora el más estable y sólido de América Latina desde 1936 hasta 1988, está en disolución mientras el país sufre profundas modificaciones sociales. El coeficiente de pobreza (52,3)[1] es comparable solo con el de Guatemala y Honduras, mientras que entre los hombres más ricos del mundo el segundo es mexicano y los capitales mexicanos en el exterior ascienden en 2015 a 424 mil millones de dólares.
Por otra parte, las fuerzas armadas mexicanas contaban, en 2013, con 266 mil efectivos entre ejército, marina y aviación, de los cuales desertaron, en muchos casos con sus armas y para unirse al narcotráfico, como el grupo de élite de los Zetas, 55.125. El número de “soldados” de los diversos grupos de narcotraficantes ha sido estimado en 2010 en 30 mil[2], pero en los últimos cinco años esa cifra debe haber aumentado en varias decenas de miles según cálculos de especialistas en la materia. En actividades relacionadas con el narcotráfico (empresas que  realizan el lavado de dinero, transporte, cultivos, distribución, sicarios) se calcula trabajan 468 mil personas, o sea tres veces más que en PEMEX la petrolera con mayor personal del mundo[3]. La delincuencia se ve favorecida por el altísimo índice de impunidad, ya que 97% de los procesos judiciales a delincuentes jamás llegan a sentencia[4]. A este respecto hay que tener en cuenta que el mercado mundial de estupefacientes es mayor que el del petróleo y su capital depositado en los paraísos fiscales corresponde el 15 por ciento del PIB mundial y los capitales que provienen de ese delito ascienden al 40 por ciento del total de las finanzas mundiales.[5]
Si consideramos que los poco menos de 300 mil soldados y marinos enfrentan un ejército clandestino del crimen (armado hasta los dientes con armas pesadas y antitanques estadounidenses e israelíes) y que en los estados de Michoacán, Guerrero y Jalisco se estima el número de integrantes de los grupos de autodefensa, que funcionan en decenas de municipios, en 25 mil miembros armados, y que en Guerrero crece el número de policías comunitarias elegidas en asambleas comunales, que ascienden a varios miles más, el Estado ha perdido el monopolio de la violencia legítima (frente a los grupos de autodefensa y las policías comunales) y de la violenciatout court frente al narcotráfico. El país vive una situación parecida a la existente en China en tiempo de los señores de la guerra, ya que muchas guarniciones y mandos locales en sus regiones llegan a acuerdos con un cartel determinado del narcotráfico y los mismos jefes militares encargados de reprimir el delito y algunos gobernadores forman parte de esas alianzas[6].
La pérdida del control de la violencia legítima y de sus propias fuerzas armadas e instituciones es una de las características principales de la descomposición del Estado. Ésta supera de lejos el debilitamiento común de los Estados y la pérdida de independencia de los mismos mediante la cesión parcial del control de sus fuerzas armadas y de su producción de armamentos, así como la subordinación de su legislación a resoluciones de organismos supranacionales y la gravitación de grandes inversiones de transnacionales extranjeras en sectores claves de cada país, fenómenos que se acentuaron en todo el planeta a partir de los años ochenta con la mundialización.
México, en efecto, en el campo militar forma parte de la política del Comando Sur del Pentágono, que abarca también Centroamérica y Colombia: su armamento y sus técnicas militares son estadounidenses; agentes oficiales del Departamento de Estado y del Pentágono circulan libremente por el país controlando todo y “asesorando” a sus subordinados locales. En lo económico, depende del mercado estadounidense para vender su petróleo y ha cedido a empresas estadounidenses el control real de la otrora potente empresa petrolera nacional. Los productos agrícolas que México exporta van a EE.UU., y de EE.UU. provienen los alimentos que los mexicanos consumen, la inmensa mayoría de la tecnología y los insumos industriales, la bazofia intelectual que alimenta a sus clases dominantes y se enseña en las universidades para las élites.
El mercado estadounidense consumidor de drogas (el mayor del mundo) estimula y arma al narcotráfico en México, cuyas ganancias fabulosas se reinvierten en empresas lavadoras de dinero. La caída del precio del petróleo redujo a menos de la mitad los ingresos de lo que queda de PEMEX, que era la fuente principal de ingresos del Estado mexicano. La segunda fuente de ingresos (el turismo) se redujo drásticamente debido a la inseguridad producida por el narcotráfico y la disolución del Estado (que causó 77 mil muertos y 28 mil desaparecidos sólo en el gobierno de Felipe Calderón, anterior al actual, el cual a su vez aumentó brutalmente esa cifra). La tercera (las remesas de los emigrantes) cayó también  por los efectos combinados de las medidas contra ellos en EE.UU. y de la caída en EE.UU. de los salarios reales.
Aunque el país, como hemos dicho, necesita un crecimiento anual del 5% para absorber a los jóvenes que se incorporan cada año a la PEA y uno del 7% para reducir gradualmente la pobreza y la desocupación disfrazada, con los gobiernos neoliberales que se suceden desde 1982 no llegó a crecer ni el 2%.
Un semi Estado
  
México es un semi Estado[7]. La extrema dependencia del país de su vecino del Norte, del cual constituye un problema interno y un anexo económico, se añade al dominio total de las grandes empresas extranjeras (que controlan los bancos, las finanzas, el petróleo, la formación de la opinión mediante las televisoras, las exportaciones industriales) sobre la economía mexicana y a la clásica sumisión de tipo colonial de las clases dominantes mexicanas que en el pasado las llevaron a oponerse a la independencia de la colonia española, después a pedirle un emperador austríaco a Napoleón III y a defender la monarquía contra Benito Juárez y la República, posteriormente a apoyar la dictadura de Porfirio Díaz y hoy a adoptar las ideas y las costumbres de EE.UU., en cuyas Universidades forman sus élites.
Entre ese pequeño sector oligárquico ligado al capital financiero internacional y el pueblo mexicano hay un abismo social, étnico, cultural. Los mexicanos ricos consideran inferiores a los “indios, nacos, patas rajadas” que componen la mayoría de los trabajadores, visten de modo diferente, no utilizan jamás los medios de transporte público, no comen lo mismo ni van a los mismos lugares, utilizan otro lenguaje y viven en barrios exclusivos custodiados por la vigilancia privada de  mercenarios armados.
México está gobernado desde hace más de 35 años por una oligarquía que se enriquece en el usufructo del Estado, y a costa de éste, y está aliada estrechamente con esa gran parte del capital nacional y extranjero proveniente del narcotráfico y la delincuencia y con las empresas líderes del capital financiero internacional. La interacción entre los gobernantes y las grandes empresas extranjeras es normal: el ex presidente Ernesto Zedillo, por ejemplo, quien privatizó los ferrocarriles, terminado su mandato pasó al Consejo de Administración de los ferrocarriles estadounidenses, beneficiarios de esa venta lesiva para el país. La oligarquía dominante es tan servil ante Estados Unidos y está tan integrada en el capital financiero internacional que privatizó el petróleo, rebajó los salarios reales, destruyendo el mercado interno para favorecer a los exportadores, y subordinó la producción de energía a las necesidades de California y busca privatizar el agua, dándole un nuevo golpe a la economía rural y a los consumidores.
En las clases dominadas, la resistencia a esa oligarquía asume diversas formas, desde el abstencionismo endémico en las elecciones estadales (60% en promedio) o a diputados federales (55% promedio), con picos algo menores en las presidenciales hasta el desconocimiento del Estado mismo, como en el caso de los zapatistas cuya autonomía regional es también prescindencia del Estado estadal y central, o en el caso actual del Estado de Guerrero en el que vastos sectores manifestaron no reconocer al gobierno ni a sus elecciones (sobre lo cual volveremos más adelante).
La emigración masiva es también una manifestación clara de que millones de familias deciden cotizarse para enviar al exterior a sus miembros en mejores condiciones para sobrevivir y enviarles remesas, porque no ven ningún futuro ni en la agricultura ni en los sectores industriales mexicanos ni confían en una mejora de la situación política ni en un cambio social en un futuro previsible.
Las formas de resistencia activa (huelgas rurales, paros cívicos comunales, elección de autoridades autónomas, como las policías comunitarias) se dan en forma dispersa y esporádica, aunque algunas (como la resistencia de los neozapatistas chiapanecos desde 1994 o la de las comunidades guerrenses) duran ya varios años. Los sucesivos intentos de coordinación de esas luchas son también efímeros y, por lo general, reúnen direcciones sindicales combativas o populares sin que sus iniciativas lleguen a  movilizar contingentes importantes. Las luchas se concentran, además, esencialmente en el México central (Distrito Federal, Morelos, Pueblo, Michoacán, Guerrero, Oaxaca), es decir, en las zonas con mayor peso de las comunidades rurales e indígenas y de los sectores más radicalizados de las clases medias urbanas, como los estudiantes, y tienen escaso éxito en el Norte, en el Este y en el Sur del país, con excepción del núcleo que en Chiapas  apoya al EZLN neozapatista.
Los movimientos sociales 
Las características mismas de los estudiantes universitarios y secundarios (su falta de organización gremial en centros o agrupaciones permanentes y el carácter transitorio de los estudios) dificulta la continuidad de las luchas de ese sector aguerrido que, sin embargo, reaparece a cada rato ante cada nuevo atentado contra la soberanía popular, contra la democracia o ante toda aberración judicial o violencia del aparato estatal.
La inmensa mayoría de los explotados y oprimidos rurales o urbanos no lee sino excepcionalmente libros y diarios y depende, por lo tanto, de la llamada “información” que le da la televisión y la radio, en manos de grandes grupos empresariales ligados al gobierno y muy reaccionarios. México, por ejemplo, tiene 122 millones de habitantes (90 millones de los cuales residen en el país), pero el único diario que informa con objetividad y no está financiado por los grandes capitales ni por el gobierno (La Jornada) tira sólo 70 mil ejemplares diarios y, con sus varias ediciones estadales y sus lectores por Internet, llega a un poco más de 200 mil personas, además de sus respectivas familias.
Dado que los centros industriales están dispersos en diversos estados del país (D.F., Puebla, Monterrey, estados del Norte) la organización nacional de los trabajadores industriales es difícil y el peso político y social de los mismos es escaso en las zonas urbanas. Hay que recordar al respecto que la mayoría de los sindicatos mexicanos son sindicatos por empresa y que los grandes sindicatos por ramo de actividad (educación, salud, electricistas) por lo general agrupan a trabajadores estatales y son excepciones. La creación reciente de la Nueva Central de Trabajadores, formada por sindicatos combativos y en lucha, es un progreso en un país donde los sindicatos han estado subordinados al gobierno o han sido miembros del partido de gobierno y en el cual jamás hubo una huelga general nacional.
Pero los sindicatos afiliados a la NCT tienen influencia local, no nacional y, como el Sindicato Mexicano de Electricistas o los aeronáuticos, luchan por su existencia misma ya que el gobierno les ha cerrado sus fuentes de trabajo lo cual convierte a sus afiliados técnicamente en desocupados que luchan por su reincorporación al trabajo.
Como hemos dicho anteriormente, hay 56 etnias indígenas, con sus respectivas lenguas, pero sólo el 15% de la población es indígena y forma el sector más pobre de esa parte del 15% de habitantes mexicanos, campesinos en su mayoría, que residen en las zonas rurales.  El Consejo Nacional Indígena, luchador y partidario del EZLN, es más bien un sello, una agrupación de direcciones, aunque reúne a muchas comunidades. En cuanto al EZLN ha perdido buena parte de su influencia inicial y está encerrado en el sector Las Cañadas de Chiapas, que el PRI desgasta desde las otras regiones chiapanecas que controla, provocando una guerra cotidiana de comunidades indígenas priístas contra comunidades zapatistas.  El EZLN ha optado por encerrarse en la parte de Chiapas donde es influyente y, cada tanto, hacer un acto cultural, pero ha abandonado en la práctica toda veleidad de actuación en el plano nacional e internacional. Por ejemplo, ante la entrega de PEMEX y del petróleo a las transnacionales y la próxima privatización del agua y ante las elecciones intermedias y la represión contra los maestros, no hizo nada, y prefirió organizar en Chiapas un homenaje al filósofo Luis Villoro, recientemente fallecido, con algunos intelectuales zapatistas sin partido. Villoro, sin duda, merece muchos homenajes a pesar de que en el pasado reciente no siempre tuvo posiciones justas (como en la ocupación de la UNAM), pero lo urgente para los trabajadores y oprimidos de México es comprender la fase en que están viviendo, cómo la ofensiva mundial y nacional del capital contra ellos es general y va a fondo y discutir qué  hacer en lo inmediato.
El gobierno aprovecha esta situación en el mundo indígena para reprimir a los grupos indígenas uno por uno (en este momento están ilegalmente presos dos dirigentes de la tribu yaqui, que también resistió a Porfirio Díaz antes de la Revolución mexicana). Este escaso peso numérico y político de los indígenas y de los campesinos en general refuerza, por otra parte, la ceguera política de la oposición de centroizquierda que en sus reivindicaciones y programas no da respuesta alguna a los problemas de los campesinos en general y de los indígenas campesinos en particular, que reclaman además derechos culturales y políticos que se les niegan.
Los partidos políticos del establishment (PRI, Partido de Acción Nacional -PAN-, Partido Verde Ecologista) actúan unidos y sólo se dividen durante los períodos electorales para obtener posiciones en el aparato estatal (y mejores condiciones para negociar con los grandes grupos económicos y con la delincuencia organizada). Existe una autoproclamada oposición de centro izquierda (el Partido de la Revolución Democrática y sus aliados, el Partido del Trabajo y Movimiento Ciudadano) que desde hace años apoya con sus votos en el Parlamento las leyes propuestas por el PRI/PAN y sus aliados pues comparte con ellos la ideología capitalista.
 La lucha política de oposición se realiza fuera del ámbito parlamentario, por el EZLN y su Otra Campaña y por los movimientos sociales, aunque desde hace un año funciona un pequeño partido obrero independiente -la Organización Política de los Trabajadores- formado por los sindicatos combativos, como el SME ya citado, el cual tiene un programa nacionalista y anticapitalista.
Del viejo México subsisten actualmente la ignorancia bestial de la oligarquía dominante, el conservadurismo, la apatía política, la resignación de muy amplios sectores sociales, principalmente en las clases medias pobres pero incluso entre los explotados, la desinformación masiva. Esa costra espesa acumulada en las conciencias de millones por los continuos desastres, derrotas, invasiones, traiciones, matanzas, miseria, incultura y por el engaño permanente que caracterizan la trágica historia mexicana empieza, sin embargo, a resquebrajarse.
Desde hace rato un México nuevo trata de afirmarse, en particular desde 1968, las luchas de los setenta, la movilización tras Cuauhtémoc Cárdenas y su victoria electoral robada en 1988, la rebelión zapatista en 1994 y la movilización popular que impidió su aplastamiento militar, la huelga en la UNAM en 1999, las movilizaciones para evitar el desafuero de López Obrador o, en el 2006, contra el fraude que le robó las elecciones presidenciales, por mencionar sólo las acciones masivas.
El salto que se produjo en las conciencias de cada vez más vastos sectores populares ha sido muy grande. Baste recordar que la Marcha del Color de la Tierra del EZLN, apoyada por los votantes del PRD entonces cardenista, tenía como objetivo presionar al Estado y a sus instituciones parlamentarias y judiciales para que incorporasen a la Constitución los derechos de los pueblos indígenas y que las enormes acciones contra el fraude electoral buscaban que el gobierno y el aparato judicial respetasen la ley que acababan de pisotear.
Estas ilusiones no existen ya por más que haya algunos que quieran mantenerlas. El Estado trazó una honda zanja llena de sangre entre la camarilla oligárquica en el poder y las conciencias de los que eran meros súbditos. Fuerzas armadas, instituciones, Justicia entrelazadas con la parte más dinámica del capital (la narcodelincuencia) hicieron desaparecer y asesinaron en Ayotzinapa a los normalistas (futuros maestros bilingües de indígenas y campesinos, constructores de un México mejor) y, anteriormente, a tantos otros miles.
 Hoy millones de personas se movilizan sabiendo que el asesino es el Estado capitalista y no solamente sus representantes o sus órganos de mediación como los partidos de los patrones,  y concentran su lucha en unir los movimientos de resistencia, organizar la resistencia civil, derribar a Peña Nieto, preparando una huelga general nacional con el objetivo de imponer un gobierno de transición que convoque a elecciones generales para una Asamblea Constituyente que reconstruya el país devastado.
Bertolt Brecht decía: “¿De quién depende que siga la opresión? De nosotros. ¿De quién, que acabe? También de nosotros”, y añadía “¿Quién puede contener al que conoce su condición?”. Esa toma de conciencia por parte de la mitad de los mexicanos es lo nuevo, el aporte riquísimo de este año feroz y funesto que acaba, la promesa de un México nuevo y libre.
La auto-organización, las luchas por las autonomías en las comunidades, la ruptura con el Estado de los opresores, formando policías comunitarias, grupos de autodefensa, defendiendo con el furor popular a quienes sufren atropellos, injusticias, crímenes; la creciente tendencia a cerrar los dedos en un puño para golpear unidos, venciendo los sectarismos forma parte de una corriente que recorre desde siempre el subsuelo del pueblo de este país y explica los aparentes “estallidos” y las “bolas” en su  historia, pero que ahora tiende a tomar conciencia teórica y política, y a organizarse.
El equipo de agentes de la oligarquía y las transnacionales prepara meses de enormes dificultades y de aumento de la represión y la injusticia. Ni las remesas ni el turismo se recuperarán de los golpes que les infligió la ilegalidad organizada desde el poder. La venta  de los recursos naturales al igual que la caída del precio del barril crudo que Pemex exporta agravará la situación económica, con la consiguiente reducción de los salarios reales y el aumento de la desigualdad social brutal e intolerable y de la miseria.
¿Qué queda, después de que Fox ofreciera vender mexicanos como jardineros a Estados Unidos? ¿Venderlos como mercenarios y carne de cañón para las aventuras imperialistas de Washington? ¿Vender pedazos del territorio tras haber vendido la soberanía y convertido al Estado mexicano en un semi Estado que garantiza los bienes de las transnacionales?
Con Peña Nieto se prepara un estallido futuro sangriento y caótico. Esperar su sucesión mediante futuras elecciones limpias es utópico y hunde a los oprimidos en el pantano de la pasividad.  Una Constituyente, construida sobre las ruinas de las instituciones actuales, en cambio, podría salvar la oportunidad, como sucedió en Bolivia, de otro orden (no el de los narcoestadistas, sino el de los trabajadores), de otra justicia, de otras fuerzas armadas, las milicias populares, garantías de la democracia. Es hora de unir el repudio del EZLN al Estado y a sus instituciones con el repudio a este Estado y este gobierno de los millones que depositan sus esperanzas en Morena y con el de los estudiantes y demócratas de todo tipo hartos de las atrocidades cotidianas. Como piden los familiares de los normalistas de Ayotzinapa, es hora de que el Estado pague y de echar del gobierno a Peña Nieto. Es hora de unirse.
Los trabajadores mexicanos, como todos los explotados y oprimidos del mundo, anhelan un cambio social  logrado con métodos pacíficos y democráticos, pues, conocen en carne propia y por la historia el precio en sangre y en sufrimientos de los cambios violentos. Pero cuando no pueden mantener su modo anterior de vida ni asegurar su existencia misma pueden verse obligados a reaccionar colectivamente y a responder a la violencia criminal del Estado y de los delincuentes y a la injusticia con la autodefensa  y con una acción violenta liberadora.
Para que hoy en México un cambio por vía electoral fuese posible debería imperar un grado mínimo de legalidad y de democracia, y el Estado de la oligarquía y del capital financiero internacional debería ser capaz de respetar lo que dicen las urnas aunque el veredicto le fuese desfavorable. Pero ¿quién puede creer en la posibilidad de elecciones limpias, con resultados honestos, cuando la violencia desenfrenada decapita, como en Guerrero, candidatos, decidiendo así por anticipado quiénes representarán al Estado capitalista, y cuando la llamada Justicia y las fuerzas “del Orden” a su servicio consolidan la alianza entre el aparato estatal y un narcotráfico sostenido y alimentado desde EE.UU. para someter y dominar a México y obtener mano de obra y recursos baratísimos?
Si EE.UU. amenaza hoy a Venezuela porque ese país es políticamente independiente, aunque siga siendo dependiente en materia económica, ¿es posible creer que aceptaría pasivamente en México (que está integrado a la economía y la sociedad estadounidenses) un gobierno con veleidades de independencia? Si cuando la Revolución Mexicana, cuando Washington no tenía aún un ejército, EE.UU. invadió México y ocupó Veracruz ¿permanecería ahora pasivo, cuando es la primera potencia mundial y decide sin apelación quién “amenaza su seguridad interna”? ¿No es mejor prepararse con realismo para la eventualidad de que un proceso de cambio social, resultante de un estallido o de grandes movilizaciones futuras, provoque una intervención estadounidense como las que marcan toda la historia de México que esperar honestidad y elecciones limpias de un gobierno de corruptos y asesinos?
¿Podría ser garante de elecciones libres un gobierno, como el de Peña Nieto, nacido del fraude y derivado de otro gobierno igualmente fraudulento que militarizó el país, mató decenas de miles de personas y metió al narcotráfico dentro de las fuerzas armadas?
Si en Guerrero, los comuneros, los campesinos, con el apoyo de los demás explotados y oprimidos, eligen actualmente el camino de la autodefensa porque no creen en los aparatos del Estado ni en su Justicia tuerta que ve sólo los intereses de los poderosos y por eso se auto-organizan y arman para garantizar sus vidas y la democracia, ¿es sensato y moralmente aceptable dejarlos solos para  colaborar en la farsa de elecciones regionales, imposibles de realizar en las actuales condiciones?
Durante mucho tiempo los capitalistas negaron el voto a los trabajadores y a las mujeres, los cuales conquistaron con duras luchas su derecho a sufragar. El voto es algo que debe defenderse. No se trata hoy, pues, de negar las elecciones por principio sino de contraponer a toda farsa electoral las elecciones democráticas, en asamblea, de los representantes populares y de los ciudadanos en armas designados por esas asambleas para combatir los delitos y los abusos de todo tipo; se trata de garantizar el derecho democrático de seleccionar, y revocar si es necesario, los propios representantes elegidos por voz popular.
Contraponer la participación en la farsa electoral del 7 de junio pasado favorable al PRI a aquello que están votando ya los guerrerenses equivale a condenar  al olvido a los 43 desaparecidos de Ayotzinapa, es políticamente incorrecto y es éticamente inaceptable y condenable porque equivale a un sostén indirecto al régimen oligárquico.
El tiempo y los recursos humanos, y de todo tipo, que se utilizaron para avalar y legalizar unas elecciones que no reúnen las condiciones mínimas para ser consideradas democráticas y válidas (se votó en estado de sitio, con ocupación militar del territorio, bajo la coacción permanente del terror estatal y de los narcos y en medio de asesinatos) deberían ser utilizados mejor para reforzar y difundir lo que hacen los trabajadores guerrerenses y oaxaqueños y exigir, apoyándose en los movimientos sociales, como el de los maestros de Guerrero, Oaxaca y Chiapas en defensa de sus sindicato y de la educación pública, y dándoles pleno sostén, las reivindicaciones más elementales de los trabajadores mexicanos: castigo a los culpables de la desaparición de los 43 normalistas, paz, derecho a un trabajo digno en el país, justicia y pleno respeto por los derechos humanos y del trabajador, anulación de todas las leyes reductivas de los derechos laborales y lesivas contra la propiedad nacional de los recursos naturales, como el agua que el gobierno quiere privatizar, así como un plan de empleo que esté financiado por la reducción drástica de los privilegios de gobernadores, legisladores, políticos y banqueros y por el control de la tremenda corrupción estatal.
En vez de servir al Estado narco ligado al imperialismo corresponde crear los gérmenes de un nuevo Estado democrático mediante asambleas resolutivas y ejecutivas, planes locales de desarrollo y reconstrucción del territorio llevados a cabo por organismos elegidos, organizados y controlados por asambleas populares. La auto-organización, la autonomía, la autogestión, la autodefensa son los instrumentos para eso.
  

[1] SEDLAC, Base de Datos Socieconómicos para América Latina y el Caribe (2014).
[2] Paul Oquist, consultor de las Naciones Unidas, en conferencia a mandos del ejército mexicano en Oaxaca, en 2009 (cit.en Verduga, 2010).
[3] Ibíd.
[4] Ibíd.
[5] Ibíd.
[6] Gallardo, José Francisco (Gral.), “El Ejército está corrompido hasta la médula, Generales comprometidos con el narcotráfico”. En:La Jornada, 10 junio 2012.
[7] Almeyra, Guillermo, “Notas sobre la crisis del Estado en México”. En: Thwaites Rey, Mabel (edit.), El Estado en América Latina: continuidades y rupturas. Santiago de Chile: Editorial Arcis-CLACSO, 2012, págs. 169-189.


Trabajo especialmente preparado por el autor, para el número de Herramienta 17 en la Web.

Grecia - Surge una nueva fuerza de izquierda después de la traición de Tsipras

Posted by Nuestra publicación: on martes, septiembre 01, 2015

Grecia: ¿Qué defiende "Unidad Popular"?

Surge una nueva fuerza de izquierda después de la traición de Tsipras

28/08/2015, entrevista con Andreas Payiatsos de Xekinima (CIT en Grecia) de Lucy Redler de SAV (CIT en Alemania).
Después de que 43 parlamentarios de los 149 de Syriza rechazaran apoyar el tercer memorándum a mediados de agosto, Tsipras dimitió como Primer Ministro. Su plan era el de fortalecer su apoyo en las nuevas elecciones, ya que los últimos recortes incluidos en el memorándum no se dejarán notar hasta el otoño. Justo después de este anuncio, 25 parlamentarios, la mayoría de ellos de la "Plataforma de Iquierda" del partido, rompieron con Syriza y formaron "Unidad Popular" (Laiki Enotita). Xekinima (CIT en Grecia) apoya a esta nueva fuerza. Aquí publicamos una entrevista con Andreas Payiatsos, secretario general de Xekinima.

¿Qué defiende Unidad Popular?

Unidad Popular es un reflejo del estado rápidamente cambiante de la conciencia de clase en Grecia. 
En los últimos 3 ó 4 años ha habido un aumento enorme del apoyo a Syriza del 3-4% al 36% en las elecciones de enero de 2015. Después de la traición de los líderes de Syriza el 12 de julio, hubo una escisión en el partido. En particular, muchos militantes de base volvieron su espalda al partido. Unidad Popular es una nueva formación que se ha creado a la izquierda de Syriza.
Su mensaje central es el rechazo a la traición al programa electoral de Syriza y los principios de la izquierda por permanecer en la eurozona. Para Unidad Popular es central su posición hacia la eurozona, y ésta es bastante clara: necesitamos un programa que defienda los intereses de la clase trabajadora. Si esto nos lleva a tener que abandonar el euro, entonces debemos hacerlo sin ninguna duda. Por lo tanto, Unidad Popular defiende romper con la euroza. Sin embargo, no es una formación nacionalista que se base en un programa de "vuelta al dracma".
El programa que está discutiendo ahora Unidad Popular es un programa anti-capitalista. Demanda la cancelación de la deuda, la nacionalización del sistema bancario y poner en manos públicas los sectores clave. También plantea la demanda del control y gestión por parte de los trabajadores de la economía y la sociedad, y toma la idea de una economía planificada para desarrollarla, con un especial énfasis en la agricultura, las materias primas y la industria. En lugar de orientar la economía hacia los servicios y el turismo, como en el pasado, Unidad Popular quiere concentrarse más en la producción de productos reales.

¿Qué organizaciones están entre sus fundadores?

"Unidad Popular" fue originalmente fundado por las fuerzas alrededor de la "Plataforma de Izquierda" de Syriza; otras cuatro fuerzas de la "Iniciativa de los 1000", incluyendo a Xekinima; dos grupos escindidos del KKE, la "Izquierda Socialista – Dikki" y otros tres grupos de Antarsya, aunque el último no representa actualmente una mayoría dentro de Antarsya.
Según el estado actual de las discusiones, el programa será más progresivo y más claro que programas anteriores de Syriza. No es ambiguo o abierto a diferentes interpretaciones, como los programas de Syriza del pasado, cuando en un intento de compromiso entre el ala izquierda y el ala derecha, dio como resultado un programa para "todos los gustos".
Está también claro que las demandas del programa no pueden encajar en la eurozona. La vuelta a una moneda nacional no es un fin en sí mismo sino que es visto como un medio necesario para sacar a la economía de la crisis, ponerla en el camino del crecimiento y orientarla hacia los intereses de la clase trabajadora.

¿Cuál es el potencial de Unidad Popular en las elecciones de septiembre?

Las encuestas de opinión sugieren que es una fuerza importante y puede alcanzar el 7-8% de los votos. No hay garantía de esto, pero es aproximadamente su potencial, quizás podría ser mayor. El apoyo a Unidad Popular refleja los resultados en las encuestas de Syriza, que ha tenido un declive del mismo porcentaje. Sin embargo, también es importante notar que muchas personas no votarán. Es probable que la abstención sea el mayor "partido". Y la razón de esta abstención es que ha habido una enorme desmoralización.

¿Unidad Popular daña las perspectivas electorales de Amanecer Dorado?

Eso creo. Es muy importante que Unidad Popular se haya desarrollado y que vaya a tomar parte en las elecciones. Si no hubiera ocurrido esto, Amanecer Dorado probablemente se hubiera beneficiado de la traición de Syriza. Aún así tememos que Amanecer Dorado incremente su porcentaje de voto en estas elecciones, pero el incremento será mucho menor que si Unidad Popular no se hubiera presentado.

¿Habrá secciones locales de Unidad Popular?

Por el momento no habrá secciones locales. Unidad Popular es una alianza de diferentes organizaciones sin secciones locales, miembros individuales o estructuras apropiadas, en parte porque es una nueva formación. Xekinima demanda el establecimiento de estructuras locales y una llamada abierta a la clase trabajadora y juventud a unirse individualmente, para que puedan estar involucradas tantas personas como sea posible. Obviamente, la formación de estructuras internas muy democráticas es crucial para el futuro de Unidad Popular.

Xekinima está participando en Unidad Popular, pero también en la Iniciativa 17 de Julio. ¿Por qué?

La Iniciativa 17 de Julio nació el mes pasado, antes de la fundación de Unidad Popular, y se desarrolló como un llamamiento a la fundación de una nueva fuerza de izquierda. En base a este llamamiento y un programa muy radical, ha atraído a un número de diferentes fuerzas.
Unidad Popular nació aproximadamente un mes después, pero la mayoría de las fuerzas involucradas en la Iniciativa 17 de Julio no están preparadas para unirse. Vienen de diferentes tradiciones políticas, y están dispuestas a apoyar a Unidad Popular en las elecciones, pero no a unirse.
Ahora se están dando muchas dimisiones de Syriza, pero no todas estas personas se están uniendo a Unidad Popular. El núcleo duro de Unidad Popular está formado por la Plataforma de Izquierda, que tiene sus orígenes en el Partido Comunista. La izquierda de Grecia es más amplia y no todo el mundo se identifica con esta corriente de la izquierda griega, que no tiene una tradición fuerte de democracia interna o participación en los movimientos sociales.
Hay otros dos factores por el que los que dejan Syriza dudan en unirse a Unidad Popular. En primer lugar, hay una enorme desmoralización y pérdida de confianza en las formaciones de izquierda después de la traición de Tsipras. En segundo lugar, algunos de los líderes de Unidad Popular eran ministros del gobierno de Syriza hasta la creación de Unidad Popular, lo que causa dudas en la mente de algunos activistas.
Xekinima participa en Unidad Popular y plantea ideas sobre cómo algo que hasta ahora era una alianza de diferentes organizaciones puede estructurarse democráticamente y sin que esté dominado por un grupo en particular, y cómo discusiones libres y democráticas y la participación individual pueden darse en el futuro. Estas son condiciones importantes para el éxito de Unidad Popular. Debe orientarse hacia el movimiento de la clase trabajadora para impulsar las luchas y desarrollar una lucha social alrededor de su programa. Xekinima seguirá siendo una organización revolucionaria y trabajará hacia el desarrollo de una fuerza revolucionaria de masas fuera de Unidad Popular.

En Alemania, representantes de Die Linke (La izquierda) como Gysi, Riexinger y Kipping han apoyado a Tsipras. ¿Cuál crees que es la tarea internacional de partidos como Die Linke?

Apoyar a Tsipras en estas circunstancias es un grave error. Ha cambiado de bando. La clase dirigente de pronto se ha enamorado de Tsipras. Los medios de comunicación, bajo el control de la clase dirigente (propietarios de compañías de transporte de mercancías, banqueros, grandes capitalistas) apoyan a Tsipras y atacan a Unidad Popular. 
Nueva Democracia (ND), Pasok y To Potami dicen que están abiertos a la idea de un "gobierno de unidad nacional" con Tsipras. Lo más probable es que Tsipras no obtendrá un gobierno mayoritario, a pesar de la propaganda de la clase dirigente y contra las esperanzas de la dirección de Syriza, así que la posibilidad de unirse a sus enemigos del pasado en el mismo gobierno es muy real.
Tsipras está ahora introduciendo medidas que ND no se hubiera atrevido a implementar en la segunda mitad de 2014, como los mayores programas de privatización de la historia del país. El gobierno de Tsipras ya ha bajado las pensiones mínimas de 490 a 360 euros al mes. ND no se atrevió a hacer esto. Además, Tsipras firmó la condición de que cada ley debe ser aprobada por la Troika. Esto significa que Tsipras está atado al tercer memorándum y no tiene ninguna libertad para hacer nada contra los deseos de la Troika.
Finalmente, Tsipras ha ninguneado de la manera más cínica y directa cualquier traza de respeto a la democracia. Tanto en la sociedad, ignorando el magnífico e histórico "No" del 5 de julio, como dentro de su partido, firmando el tercer memorándum y convocando elecciones anticipadas sin permitir ningún tipo de discusión del partido, ni siquierda de carácter limitado. Ni siquiera el Comité Central (CC) o el Secretariado Político de Syriza pudieron expresar su opinión, mientras que la decisión del CC de convocar un congreso de emergencia en septiembre fue despreciado por Tsipras.
Algunos repiten los argumentos del grupo alrededor de Tsipras y utilizan cifras del superávit del presupuesto primario para justificar el memorándum. Esto también es una decepción, porque los superávits primarios para los próximos dos años serán menores (como resultado de la desastrosa situación económica actual) pero inmediatamente después crecerán hasta el 3,5%, que es aproximadamente la misma cifra que aceptaron en el segundo memorándum de 2012. Estos argumentos nos quieren hacer olvidar que la deuda nacional después de los "logros" de Tsipras subirá en 86.000 millones de euros adicionales (aproximadamente un 47%) sobre la deuda ya existente del 180% del PIB.
Las masas griegas seguirán luchando, a pesar de todo esto. Pero no pueden librar esta lucha por ellas mismas. Necesitan el apoyo de la clase trabajadora en Europa e internacionalmente. Las experiencias de Grecia, por otra parte, contienen lecciones muy valiosas para la izquierda internacionalmente, sobre todo en relación con qué tipo de programa se necesita para llevar a un país fuera de la crisis. Solamente un programa socialista puede salvar al pueblo griego, europeo y a todo el planeta de la barbarie del sistema capitalista.

Glosario:

Antarsya: "Cooperación de Izquierda Anti-capitalista", alianza de izquierda radical fuera de Syriza
Dikki: "Iquierda Socialista", una escisión de Pasok en 1995 que ahora es parte en Unidad Popular.
"Iniciativa de los 1000": Iniciativa fundada en noviembre de 2012 con 1200 firmantes a favor de avanzar en la unidad entre los griegos y un gobierno de izquierda en base a una ruptura con el sistema capitalista.
"Iniciativa 17 de julio": Esta iniciativa se reunió en Atenas unos pocos días después del acuerdo de Tsipras al tercer memorándum, para lanzar un llamamiento a la construcción de una nueva fuerza de izquierda. Xekinima es parte de esta iniciativa. Alrededor de 250-300 personas fueron a esta primera reunión.
KKE: Partido Comunista Griego, estalinista y fuertemente sectario
ND: Nueva Democracia, partido burgués conservador que lideró el gobierno antes de la victoria de Syriza el pasado enero, en coalición con Pasok.
Pasok: partido socialdemócrata griego, fundado en 1974 y que formó su primer gobierno en 1981 después de ganar el 48% de los votos. A pesar de su programa de "izquierda" trabajó dentro del capitalismo y ahora es un partido burgués que ha perdido mucho apoyo, hundiéndose a menos del 5% en las elecciones de enero de 2015. Pasok ha estado en el gobierno con ND y apoya las políticas de austeridad.
To Potami: "El Río", partido liberal burgués, fundado en 2014.




Visita CORREO SR, informativo diario

Visita  CORREO SR, informativo diario
Hacer click en imagen

Visita nuestra sección Juventud y Lucha

Visita nuestra sección Juventud y Lucha
Hacer click en imagen

Visita nuestra sección Atake Verde

Visita nuestra sección  Atake Verde
Hacer click en imagen para visitar

Visita nuestra Biblioteca Marxista

Visita nuestra Biblioteca Marxista
Hacer click en imagen

Economía Mundial : Análisis y Comentarios

Economía Mundial : Análisis y Comentarios
Hacer click en imagen para leer

Visítanos y únete a SR en Facebook

Visítanos  y únete a SR en Facebook
Hacer click en imagen

TEMAS

internacional Chile crisis capitalista economia editorial CIT nacional trabajadores elecciones historia y teoria politica historia movimiento obrero AFP venezuela represion España arte y cultura estados unidos protestas alternativa socialista china crisis educación crisis economica europa huelga Huelga General grecia capitalismo mapuche estudiantes economía analisis de perspectivas campaña solidaridad gran bretaña desempleo imperialismo medioambiente crisis financiera Brasil sindicatos Transantiago bolivia escuela estalinismo recesion argentina conflicto israel palestina kazajstan Socialismo alemania alza de transporte derechos de la mujer gobierno Piñera israel stalinismo Trotsky golpe de estado restauracion capitalista Unión Europea cuba juventud en rebelion palestina teoria marxista voto nulo asesinatos declaracion CIT gaza honduras marxismo partido comunista pueblos originarios Socialismo Revolucionario crisis Derechos Humanos bancos educación mexico seguridad social Latinoamerica ocupación de fábrica privatización de la educación 1º de mayo Perspectivas Mundiales irlanda del norte italia medio oriente perspectivas racismo trabajadores mineros trotskismo Bolivia-MAS Egipto MPT Portugal escocia izquierda socialista y anticapitalista marcel claude peru revolucion salario minimo solidaridad unidad popular Joe Higgins alzas campaña canada derecha documento del CIT guerra civil irlanda masacres medios de comunicación privatizacion del cobre revolucion rusa revolución alemana salud terrorismo tsunami Relaciones mundiales y economía Sri Lanka crisis alimenticia depresion economica derechos democraticos desastre minero francia movilizacion mujeres nazismo primero de mayo referendum rusia trabajadores portuarios Belgica Necrologicas PSOL Parlamento Europeo acuerdo pc - concertación colombia constitucion boliviana formación política huelgas libertad de expresion paro revolucion cubana segunda guerra mundial sicariato tamil video Asia Haití Iniciativa por un Partido de Trabajadores Retail Sudáfrica afganistan balance proceso venezolano balance revolucion cubana calentamiento global crecimiento economico desastre ecologico gripe porcina homofobia juventud lucha anticapitalista obama pakistan suecia tratado de lisboa turkia Coalición de sindicalistas y socialistas Muro Israel Palestina SR Tailandia africa burbuja inmobiliaria clases sociales escuela latinoamericana fraude electoral hitler marco enriquez ominami marx oligopolios presos politicos programa de transicion Kozovo Que somos y que defendemos TMI Xekinima costa rica homosexualidad masacre tiananmen revolución china trabajadores de la salud xenofobia